Si has notado que tu automóvil se “jala” de manera significativa hacia la izquierda o derecha cuando vas conduciendo en un camino recto, es probable que el desgaste de tus llantas no sea normal y necesiten un ajuste.

Es precisamente ese ajuste, al que denominamos alineación.Se trata de un proceso en el que se acomodan las llantas de un vehículo para que estas miren al frente, quedando paralelas entre sí y perpendiculares al camino.

Por otro lado, el balanceo es un procedimiento que tiene como objetivo ajustar los pesos de la llanta y su rin para mantener un correcto equilibrio entre ambos. En caso de no realizarlo, notarás vibraciones en el volante, tablero o asientos a determinadas velocidades. Es importante señalar que este servicio debe hacerse a las cuatro llantas.

Realizar la alineación y balanceo evitará que los neumáticos se desgasten irregularmente y mejorará la maniobrabilidad y seguridad de quien maneja al reducir los problemas de dirección y estabilidad.

En Autopartes Ortiz te sugerimos que lleves a cabo los ajustes de alineación y balanceo cada seis u ocho meses. Te esperamos en nuestro taller mecánico.


Con información de Michelin, Bridgestone y El Universal.